Horóscopo Gratis Buscar Newsletter Muestrame el menu

» » »

Tus buenos propósitos para el 2017

  Escrito por Julia

Como todos los años, al principio los abordas con muy buena intención y tienes un montón de propósitos que cumplirás, o no. Para aumentar tus posibilidades de vivir un 2017 excepcional, vamos a ayudarte a descubrir los buenos propósitos que cada uno de los signos se tiene que proponer para vivir un año totalmente positivo.

Aries: Canalizar mi energía Actuar sí, ¿pero acaso actúo bien? Es la cuestión que tengo que plantearme este año. Para darle respuesta reflexiono antes de mover un dedo. Y no me pongo en marcha hasta que todos los semáforos estén en verde.

Prestar atención a los demás Siembre con prisas, sólo pienso en mis intereses y rara vez me ocupo de gestionar las susceptibilidades. Por este motivo me creo bastantes enemigos, mientras que con un poco de tacto y una pizca de diplomacia todo sería mucho más fluido.

No volver a hacer compras compulsivas Darme gustos, pues claro. Angustiarme ante las dificultades al final del mes, no, gracias. A partir de ahora, me voy a esforzar por gestionar mi presupuesto y voy a aceptar privarme si no dispongo de los medios para satisfacer mis deseos. Bajo el pretexto de que sólo se vive una vez, prometo y juro, que no voy a creerme con derecho a hacer cualquier cosa.

Evitar la provocación Deseos imperiosos, impaciencia crónica, trato de obtener lo que quiero de forma sistemática. Por todos los medios. A veces funciona. A menudo, no porque me empeño en meter miedo. ¿Acaso es productivo?

Tomarme tiempo para comer Engullir un sándwich con las manos, cenar en una esquina de la mesa, ya basta. Al comer con toda prisa nunca saboreo lo que como, lo cual es una pena, y además me predispongo a coger peso, lo cual es el colmo. A partir de ahora, delante del plato voy a tomármelo como un descanso.


Géminis: No picar entre horas Es verdad que desayuno poco y a menudo ceno ligero, pero no me puedo resistir a un bollo porque está rico, a un trozo de queso porque tengo un pequeño vacío, a una pieza de fruta porque tampoco hay que malacostumbrarse. Como si no quiere la cosa, estoy todo el rato comiendo. Como si no quiere la cosa, acumulo gramos innecesarios.

Ser fiel a mis amigos Teniendo la oportunidad de meterme en todos los ambientes y relacionarme con facilidad, a menudo tiendo a descuidar a la gente que conozco hace más tiempo y favorecer las amistades nacientes. No dar señales de vida durante días, o incluso meses, no es muy bonito por mi parte. Este año voy a ocuparme de mis viejos amigos.

Organizarme Es un fastidio pensar a largo plazo y fijar una estrategia para alcanzar mis objetivos. Es un fastidio, pero me hace ganar tiempo. Como me gusta ir rápido, me interesa progresar paso a paso. Intento la experiencia y me lo tomo como un reto. Genial, me encantan los desafíos.

Dejar de entrar en crisis por cosas sin importancia Una mirada que no me agrada, una palabra que se me atraviesa, una contrariedad banal y por eso ya soy capaz de explotar como una olla a presión. ¡Qué pérdida de energía! ¡Qué deshonra para mi inteligencia! Cuando me sienta en peligro a partir de ahora voy a conservar la sonrisa. Aunque sea una sonrisa crispada, será mejor que perder los papeles.

Cumplir mi palabra Se me da muy bien cumplir una cosa, y su contrario. Con una seguridad que surte efecto. Y si alguien se atreve a meter las narices en mis contradicciones, me armo de hipocresía y le acuso de haberlo entendido al revés. Una vez pasa, dos veces también, pero repetidas veces me hacen perder fiabilidad entre los demás. Es decir, que me descubro yo solo. ¡el colmo!


Leo: Ponerme en el lugar de los demás Mi confianza es una virtud que se puede convertir en un defecto si no muestro más empatía con mis contemporáneos. Lograrlo no puede ser más sencillo. Dejar mis certitudes a parte e intentar de comprender la forma de pensar de los demás. Callarme y escuchar. Formarme mi opinión y actuar.

Desvelar mis defectos Dejar de portarme como una máquina, de creerme más fuerte que todo el mundo porque no soy más robusto que los demás y porque, de todas formas, nadie es tonto. Sólo puedo llegar al corazón de la gente si muestro mi vulnerabilidad. Su amor es lo que me fortalece, y no el acorazado en el que me escondo.

Jerarquizar prioridades Es imposible estar siempre a tope en todos los dominios, incluso para una fuerte personalidad como la mía. También me voy a centrar en aquello que considero esencial y no dilapidar mi energía tratando de demostrar que soy el mejor para cosas secundarias o de cara a gente que realmente no me aporta nada.

Fijarme objetivos realistas En primer lugar, me da confianza. Y en segundo lugar, avanzo pasito a pasito. Con regularidad hago balance de todo lo que he cumplido y realizado. Teniendo motivos para estar orgulloso de mí, tengo la moral por los cielos y afronto nuevos desafíos.

Levantarme con el sol Apenas salido de la cama, estoy preparado para funcionar. Aprovechar la calma para reflexionar sobre el día. Ponerme las zapatillas y salir a correr. Ponerme a trabajar o permitirme un café en la terraza. Mantenerme en forma física e intelectualmente. En esto reside el secreto de mi vitalidad.


Virgo: Atreverme Sí, atreverme a hacer cosas que nunca he hecho. Atreverme a quedar con personas que me atraen. Atreverme a vivir lo que me corresponde. Atreverme a ser yo. Al diablo con la prudencia, al diablo con la razón, en el 2017, ¡me voy a dejar llevar!

Tolerar las críticas Persuadido de hacerlo todo bien, como hay que hacerlo, me cuesta darme cuenta de que podría tener un mal recibimiento por parte de los demás. Al reaccionar me muestro tajante y esto no arregla nada. Pienso en el perfeccionismo, me consideran una persona seca y no precisamente divertida. A partir de ahora, voy a escuchar y dejar a los demás actuar a su manera. Esto me dará menos responsabilidad.

Mantener mis objetivos en el punto de mira Saber o ser. Saber donde querer llegar. Voy a definir el camino para alcanzar mi objetivo sin pararme por detalles sin importancia. Esto me aporta una energía tremenda para resolver aquello que me perturba entre un montón de cosas inútiles.

Concederme placer Un plan de ahorro vivienda, una cartilla, un seguro de vida... siempre he tenido el reflejo de invertir mi dinero para que nunca me pille desprevenido. Es algo bueno, tranquilizador, pero no es realmente algo extraordinario. Y con el dinero, uno también se puede conceder gustos. Así que a partir de ahora voy a abrir más la cartera y permitirme aquello que me apetezca. Porque lo vale, porque no tengo que rendirle cuentas a nadie.

Asumir mis deseos Aunque sean ambiguos, ambivalentes, inconfesables. Tengo derecho a tener ilusiones, las vaya a realizar o no. Nada mejor que desbloquear mi naturaleza profunda me quita de encima esa vieja carga de responsabilidad que arrastro desde hace demasiado tiempo.


Escorpio: Aceptar ser feliz Desconfío de la felicidad. Me cuesta definirla porque el doy muchas vueltas a la cabeza, y cuando creo haberla encontrado, tiendo a huir antes de que pueda guardarla. Resultado: Me complico la vida, atormento a las personas que quiero y hago daño a todo a todo el mundo. En el 2017 voy a salir de este esquema y aceptar sentir el placer, la alegría, las cosas simples de la vida

Hacer deporte Dado que tengo un buen saque a la hora de comer, si no me muevo ¡apaga y vámonos! Con media hora de caminar al día sin parar y una alimentación menos rica en calorías debería perder esos michelines que arruinan mi figura. ¡En marcha!

Conservar la calma Tender a la amenaza, a la intimidación, al chantaje, no es algo precisamente moral. De ahora en adelante, aunque alguien se comporte mal conmigo, aunque se trate de una situación que me harte, no voy a añadirle más carga, me voy a distanciar y tratar de mantenerme alejado de la pelea. Este es el precio que tiene mejorar mi imagen en el 2017.

Dejar de barrer siempre para mi casa En caso de éxito, no voy a concederme todo el mérito. En caso de fracaso, me voy a prohibir cargar a los demás con mi parte de responsabilidad. Se acabó con el individualismo, voy a pensar y a jugar en equipo. Balance: Mi capital simpatía aumentará y me sentiré mejor conmigo mismo.

Ser constante en el esfuerzo Hacer una embestida una vez e inmediatamente después dejarse llevar resulta mucho más estresante y el resultado es regular. O todo o nada, se acabó. A partir de este año voy a optar por la regularidad. Como un corredor de fondo.


Capricornio: Elevar el nivel de mis ambiciones Esto podría pasar por una fanfarronería, y no soy ese tipo de gente que se tira el rollo. Sé lo que quiero y lo que valgo. Para alcanzar mis objetivos soy capaz de someterme a una severa disciplina. Cuando digo que este año voy a ser ambicioso se me puede tomar en serio.

Tratar de ser más cariñoso Me tomar por una persona fría y es cierto. Pero hay que comprender que esta reserva no es más que un indicio de una gran timidez. Ahora que me lo confieso a mí mismo y a los demás voy a tratar de reducir distancias y ser más abierto, menos diserto y menos serio. Tengo mucho que hacer pero tengo todo el año para conseguirlo.

Dejar hacer a los demás Soy un organizador nato. Pero, ¿acaso esto me da derecho a impedir a los demás hacer las cosas a su manera? Es importante que cada uno haga sus propias experiencias, y la mía es aprender a delegar y confiar en las capacidades de los demás. Después de todo, ¿cuál es el riesgo?

Aceptar lo imprevisto Las sorpresas, me horrorizan. Aunque sean agradables siempre me cuesta afrontar aquello que no está incluido en el programa o que no se desarrolla como se había convenido. Por elloparece que estoy enfadado cuando los demás creen complacerme. Esto me amarga la fiesta y me da pena por los demás. Venga, a partir de ahora me voy a lanzar al agua y dejarme llevar por la corriente.

Cultivar el humor Soy una persona madura psicológicamente para adoptar una perspectiva amplia de las diferentes situaciones, de la gente y de mí mismo. Muy lúcido sobre mis virtudes y mis defectos, mis puntos fuertes y débiles, no me tiro el rollo. Pero por otro lado soy bastante reacio a reír.


Acuario: Liberarme de mi coraza afectiva Para que la relación de amor no sea demasiado agobiante, no exijo demasiado al otro y me conformo con aquello que me quiera dar. ¿Pero es suficiente? Lo ideal sería preservar mi independencia y tener a una pareja que esté disponible cuando yo quiera. Pero si esto no marcha así debería implicarme más en la relación. Asumir mis sentimientos Sí, a veces entro en cólera. Pero como no me gusta reconocerlo reprimo mis sentimientos negativos y me escaqueo en cuanto se asoma un conflicto, en cuanto me siento acusado. En vez de proyectar en los demás mis impulsos agresivos y creer que son ellos los malos, ahora voy a asumir las propensiones de las que no estoy orgulloso. Puede que haya llegado la hora de admitirme como soy, para lo bueno y para lo malo.

Cultivar mi apertura de mente Ante las intolerancias, soy el más indicado para superarlas y preconizar la vida en común. Tengo que jugar un papel importante y aceptar al otro y sus diferencias. En mi vida cotidiana voy a asumir esta misión, que tan bien sienta a mi entorno y que me hace feliz.

No tratar de desmarcarme a toda costa Ya se me ha pasado la edad de ser rebelde, hacerme el incomprendido, el genio subestimado... Ahora me voy a adaptar a las normas de la sociedad y dejar de dudar de la lealtad o de la honestidad de los demás. Si me siento incomprendido, puede que sea mi propia culpa. Es demasiado fácil echársela a los demás. Demasiado fácil y poco constructivo.

Favorecer la comunicación Tengo la oportunidad de expresar claramente mis ideas, mis proyectos y mis objetivos. ¿Acaso no tengo suficientes recursos como para federar energía y buena voluntad? En el 2017 voy a apostar más fuerte nunca.
Tauro: Ponerme en duda Pues sí, no siempre tengo razón y no hago las cosas de la mejor forma posible de forma sistemática. Además de ser inteligente y reconocerlo, los consejos y las sugerencias de los demás me abren otras perspectivas. ¡Qué inteligente!, ¿no?

Lanzarme Sin reflexionar durante horas. Sin comerme la cabeza ni comérsela a los demás. Es mejor actuar y correr el riesgo de equivocarse que razonarlo todo pero no mover nunca un dedo. Y si me planto, pues empiezo otra vez. Tan fácil como eso.

Hacer deporte (regularmente) Incluso cuando no haga calor. Incluso cuando haga mucho calor. Olvidarme del confort, ponerme un par de zapatillas y en marcha, sin tener por qué llegar al límite de mis fuerzas y acabar con una tendinitis. Sólo moverme.

Evitar ser posesivo Mi querido o mi querida tienen derecho a tener su jardín secreto. Aunque me asuste, aunque odie no saber lo que hace, con quién, por qué, cómo, no me pego a ella ni le agobio con mis preguntas. En fin... lo intento, que ya es un progreso.

Aceptar la contradicción Estar seguro de mi mismo es un triunfo Creerse duro como el hierro y no aceptar ninguna observación es una debilidad. Y la debilidad es algo que detesto. A partir de ahora, me enriquezco con la opinión de los demás, me alimento de su experiencia y acepto confrontar su saber con el mío. Puede que siga manteniendo mi postura, o puede que no. El esfuerzo merece la pena.




Cáncer: Salir de mi zona de confort Dejar de conformarme con lo que sé hacer y arrullarme en mis certitudes o en mis costumbres. Este año me atrevo a correr riesgos, pero riesgos calculados claro, aunque igualmente audaces. Me acerco a personas diferentes, a nuevos proyectos. Intento, pruebo, me supero. Estoy orgulloso de mí.

Cuidar a la persona que quiero No tengo mucho mérito, se me da muy bien. Y es porque tengo un gran talento para querer al otro y demostrarle que este año voy a darlo todo. Atenciones, palabras de amor, gestos de ternura, disfruto dándole placer. Una caridad bien metódica…

Dejar de refunfuñar Si tengo algo que decir, lo voy a decir. No me resulta fácil, pero es como todo, se aprende. Poner morro durante horas hasta que el otro se dé cuenta y dé el primer paso es perder tiempo y malgastar energía por poca cosa. Es decir, si quiero que me traten como a un adulto, tengo que comportarme como tal.

Esforzarme para ser independiente económicamente Ganar su dinero es el pasaporte para la libertad. Y aunque la libertad me dé miedo, es preferible que depender de alguien para vivir. Tengo que ser capaz de hacer mis elecciones. Tengo que ser capaz de decir que no. Tengo que ser capaz de garantizar mi propia seguridad. Para ello, tengo que ganarme mi dinero. Si soy ama o amo de casa, dejo que mi pareja evalúe la inversión familiar y personal.

No echar más leña al fuego Una buena disputa no hace daño. Pero hay que saber pararla, y esto no es mi fuerte. Me niego a calmarme y vuelvo a poner el tema sobre la mesa. Las disputas se vuelven crónicas y la relación se corrompe. ¡Stop! Este año digo lo que tengo que decir pero sin meter el dedo en la herida.




Libra: Emprender la marcha con un desayuno consistente Si no, tengo un agujero en el estómago al final de la mañana que lleno picando hasta la hora de la comida, o poniéndome morado en la comida o en la cena. Si recargo energías desde por la mañana puedo optimizar el día.

Dejar de escaquearme Cuando estalle un conflicto, lo voy a afrontar. Si trato de evitarlo no resuelvo nada. Además, es demasiado fácil dejar a los demás salir del atolladero como puedan y es una actitud cobarde, de la que luego no me siento orgulloso. El confort moral que quería preservar evitando el problema en realidad no es tan agradable. De ahora en adelante, como un capitán de un navío, voy a quedarme a bordo durante la tempestad.

Ser consecuente con mis elecciones Elegir es renunciar a otra posibilidad, por esto mismo, la perspectiva de cerrarme puertas y descartar oportunidades me angustia. Pero esto no es razón para estresar a los demás por mi incapacidad de decidirme por la tarta o el café, por Manuel o por Pablo, por Andrea o por María... Está claro que es difícil tomar la decisión acertada, pero si uno nunca se atreve, se pasa la vida en un dilema y esto tampoco es que sea demasiado agradable.

Mostrarme disponible Más bien extrovertido, no tengo problema para acercarme a los demás, conocer a gente nueva y probar nuevas experiencias. Este año voy a seguir con esta dinámica. La calidad de mis relaciones que voy a establecer me motiva.

Conservar mi personalidad Mis ideas, las voy a enunciar. Mis proyectos, los voy a desarrollar. Mi vía, la voy a seguir. Y mala suerte si recibo críticas, de todas formas, se trata de esto, o la abdicación de mi personalidad. No tengo elección, tengo que ser yo mismo.


Sagitario: Afrontar aquello que me cuesta Pues sí, a pesar de mi entusiasmo, tengo que pasar por momentos difíciles. Sin dramatizar, algo que no me va y nunca me irá. No es una buena idea dejar que la situación se pudra porque su efecto será aún más violento. Venga, este año, no voy a ignorar aquello que me incomoda sino que voy a resolver los problemas según vengan.

Ser atento con los demás Prefiero pensar que todo va sobre ruedas (es tan cómodo), y rara vez me preocupo por saber si a los demás les va bien. Sus necesidades, sus expectativas, sus sentimientos... me resultan indiferentes. Poco a poco, mis familiares se funden con el decorado y dejo de prestarles atención. Mi actitud resulta hiriente y va siendo hora de tomar conciencia de ello.

Ser concreto Para lanzar mis ideas, para jugar teoría, soy de los mejores. Cuando se trata de pasar a la práctica, patino. Este año me voy a olvidar de los "no hay más que", los "es necesario que" para que los demás se desenvuelvan en mi lugar. Voy a poner las manos en el fuego y realizar mis proyectos de cabo a rabo.

No sobreestimar mis recursos Siempre confío en mí, a menudo creo que mis realizaciones van a acabar soldándose con un triunfo, que voy a conseguir mucho dinero, o que voy a triunfar en aquello en lo que otros han fracasado. Pero la realidad no es tan gloriosa como pinta y para evitar caer desde las altura (aunque tuviera la capacidad, duele) voy a comprobar mis recursos, evaluar las fuerzas presentes, revisar mis pretensiones a la baja y así alcanzaré mi objetivo.

Preservar mi independencia Fundamentalmente,necesito sentirme libre, no me gusta encerrarme en relaciones exclusivas o tener que rendir cuentas a nadie. Incluso si estoy muy enamorado necesito aire y espacio. La persona que me quiera tiene que comprenderlo, si no me marchito.




Piscis: Provocar reacciones Para no ganar enemigos digo que sí a todo y acabo haciendo cosas que me disgustan. En el mejor de los casos paso por ser una persona muy guay y en el peor por una persona de carácter débil. Para asegurar mi tranquilidad voy a expresar lo que pienso y asumir las consecuencias.

Valorar mis cualidades Me entrego, soy amable y cariñoso, estoy ahí y muestro sensibilidad hacia los demás. Es la base sobre la que me voy a apoyar al relacionarme con aquellas personas que valen la pena o para afrontar situaciones que me aportan algo. En el 2017 me prohíbo dilapidar esta riqueza con gente aprovechada.

Organizarme A menudo tiendo a dispersarme en todas las direcciones y olvidarme de a dónde quería llegar. De hecho, no llego a nada. Y además pierdo la motivación. Es una auténtica lástima porque puedo aportar mucho a los demás, y en la empresa en la que trabajo. Para paliar esto me voy a fijar un marco estructurado. Voy a pensar a largo plazo y marcar el camino que tengo que tomar para lograr mi fin.

Prestar atención al dinero El dinero no me interesa, me baso en otros valores que me enriquecen más y que considero esenciales. Pero no todo el mundo es así y no es raro que me deje engañar. En vez de reclamar el pago de una deuda lo dejo pasar. En vez de luchar por obtener un avance, me quedo en mi esquina. Es así como los demás se aprovechan de mi generosidad y ya no tengo ganas de dársela. En el 2017 no me voy a dejar engañar más.

Saber lo que quiero Al dudar de mí mismo, siempre tengo unas intenciones confusas y a menudo dejo que los demás decidan por mí. Por esto me encuentro inmerso en relaciones que no me aportan demasiado o asumiendo tareas que nadie quiere realizar. Me reprocho a mí mismo ser tan poco exigente. Les reprocho a los demás, aunque no lo exprese, encerrarme en un papel subalterno. En el 2017 voy a abandonar este esquema y a conducir mi vida yo sólo, como persona adulta que soy.

0 comentario - Tus buenos propósitos para el 2017
Agregar un comentario

Agregar un comentario

Seudónimo* :
Correo electrónico* :
(no será publicado)
Signo astrológico:
Tu mensaje:
(gracias por tu
gentileza)
Responder para publicar:


Escribe tu comentario

* Información obligatoria. Tu dirección de correo electrónico no será publicada, ni utilizada, esta servirá únicamente en caso de abuso.
Eliminar la información dada previamente: haga clic aquí



- ¡Todo existe, EL AMOR también!
- El Tarot en videncia
- Tu signo en astrología
- ¡El perfil astral de tu bebé!
- ¡Los 5 elementos chinos!
- ¡Sol en Signos Astrológicos!

- Nuestros consejos Astrales
- Los Decanatos
- Conocer los 12 Ascendentes.
- ¡TODO sobre la numerología!
- ¡Entiende la Astrología!
- Sicología Astral Amor

- Las Casas
- Los modos
- El Ascendente en astrología
- ¡Los 5 elementos chinos!
- Los Planetas del Zodiaco
- La Astrología China



¡Pregúntale a tu ángel protector!

¡Pregúntale a tu ángel protector! Descubre el secreto del tu ángel guardián con el Tiraje del [...]


¡Tu número de Expresión!

¡Tu número de Expresión! Descubre gratuitamente gracias a tu Número de expresión los [...]


¿Esta seguro de usted misma?

¿Esta seguro de usted misma? En el trabajo, la vida cotidiana, con sus amigos... ¿Es [...]


Horóscopo #display_date_trimestriel#
Horóscopo #display_date_trimestriel#
Tu ascendente es el Sagitario
Tu ascendente es el Sagitario

Propósitos ecológicos para el 2019
Propósitos ecológicos para el 2019
Mis trucos ecológicos
Mis trucos ecológicos



Suscripción gratuita al boletín
Tu correo electrónico:
Tu signo:


Aplicación gratuita para iPhone y iPad Aplicación gratuita para Android Aplicación gratuita para Windows Phone

© Copyright 2006-2018 - Mi Horóscopo del Día
Todos los derechos reservados
Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web