Horóscopo Gratis Buscar Newsletter Muestrame el menu

» » »

Permanecer en forma después de las vacaciones

  Escrito por Beatriz


¡Hay vacaciones y el resto del año! Con su cuota de obligaciones, trucos nada divertidos, estrés… Salvo que no sea una fatalidad, el ritmo de las vacaciones engendra una relación consigo mismo y con los otros. ¿Qué aprendiste? ¿Qué sentiste? ¿Qué se debe conservar al regreso? ¿Qué cualidades para optimizar con tu jefe, tus colegas, tu pareja amorosa, tus hijos? He aquí tu Lista del retorno para que el paréntesis encantado de las vacaciones no se cierre…




Aries:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Conserva tu espíritu de iniciativa. Después de haber organizado una cantidad de actividades para animar tus vacaciones, te pones las pilas para proponer muchas ideas y lanzar proyectos. Comprende aquello que tu jefe espera de ti y matiza todo siendo pedagogo y reconfortante. No eres tú quien manda, es él, y no lo olvides jamás.

Identificarte con él. Entre motivación y eficacia, eres perfecto en vacaciones, serás fuerte en la oficina. Pero esto no es suficiente. Pégate a los proyectos de tu jefe, escucha lo que dice, lo que no dice, anticipa sus pedidos. Debes ser aquel que él no se atreve a ser.


Con tus colegas

Permanece feliz. Debes tener el espíritu tan nutritivo como una fruta saturada de sol. Tu energía y tu buen humor crean un buen ambiente en la oficina. Aún si allí no tienes amigos, será difícil no apreciarte.

Valorar a tu pareja. Recuerda tu partido de voleibol de playa o de tenis de playa, ¿Eres obligado a hacer un equipo, cierto? Pues bien, prolonga estas benéficas disposiciones en el trabajo. Piensa en grupo. Trabaja colectivamente. Aún si crees más que todo el mundo, siempre ganarás al trabajar en equipo.



En familia.

Con nuestra pareja amorosa.

Manifiesta que estás allí. Has encontrado el tiempo en tus vacaciones, júntalo para tu ser querido el resto del año. Tu fuerza hace de ti un pilar indispensable en la familia. Aprovecha esta dinámica para difundir marcas de atención en la relación, aun cuando sean mínimas y discretas. Se necesita muy poco para complacer.

Con los hijos.

Compartir. Has jugado con ellos en tu tiempo libre. Los has escuchado y mirado con una atención que no tienes el resto del año. Si bien es respetable que te involucres en el trabajo para brindarles un buen nivel de vida, aquello que comparten contigo es más esencial. No estés allí únicamente en caso de emergencia o de manera sistemática, pues ellos tienes expectativas, pedidos invisibles para aquellos que no quieren ver.




Tauro:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Cultiva tu espíritu de conciliación. Durante tus vacaciones, ha sido preciso que lidies con los hábitos de unos, los deseos de otros y manejes todo este pequeño mundo para que las cosas transcurran mejor. En el trabajo no cambies nada. Aún si el afecto allí está menos presente, conserva este espíritu de familia (sin ser familiar). Apoya a tu jefe. Arregla sus asuntos permaneciendo en tu lugar. Si siente que estás allí, te volverás indispensable para él.

Permanece pragmático. Una propuesta, una realización. En vacaciones no hay tiempo que perder, pasa tan rápido que debes ser reactivo y decidir el programa del día. Tu jefe espera lo mismo. De ti depende expresar ideas, un proyecto, transformar sus expectativas en una realidad bien concreta, bien calibrada.


Con tus colegas.

Utilizar tu buen sentido. Después de los océanos y mares en los cuales te has bañado durante las vacaciones, ahogarte en un vaso de agua no es tu estilo. En caso de crisis, tienes el don para aclarar las cosas, desdramatizarlas y encontrar la salida de emergencia. El maestro de la oficina eres tú.

Cooperar. No se trata de dejar el navío n caso de tempestad. Todo el mundo estando en el mismo barco, debes asumir tus responsabilidades. Sin criticar a los otros. Sin tomar cartas en el asunto con autoridad. Se necesitan tus competencias y no que seas impulsivo. Relajado como en las vacaciones…


En familia

Con la pareja amorosa.

Evita presionarle. Has tenido a tu pareja solo para ti durante las vacaciones, concédele un poco de aire al regreso. Ciertamente, las actividades respectivas te obligarán a tomar distancia naturalmente, pero así mismo, de regreso a casa, pregúntale cómo se ha desarrollado su día sin que esto se convierte en un interrogatorio.

Con los hijos.

Asegura el sistema de alarma. Entre pasteles de lodo y descensos rápidos, te involucras mucho con tus hijos durante las vacaciones. Adopta este hábito en función de tu agenda. Ciertamente, tendrás menos tiempo y nadie te lo reprochará pero leer una historia en la noche o ayudar a hacer un collage continuará tejiendo el lazo.




Géminis:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Ir a lo esencial.Durante las vacaciones, los días son contados, el tiempo es preciado y sería verdaderamente un desperdicio dejar para mañana lo que puedas hacer en un momento preciso. Ten eso en mente una vez que regreses a la oficina. Tu jefe necesita ser acompañado y sobre todo tranquilizado. Centrándote en tu objetivo, determinando los medios para hacerlo, lo lograrás. Es ahora que las cosas deben ser hechas, no mañana, no más tarde. Ahora.

Cultiva tu independencia. No eres una oveja y eso es lo que nos gusta de ti. Aún en un viaje organizado te las arreglas siempre para salir del programa, para mirar otra cosa, para actuar diferentemente. Es tu ventaja. Es tu fuerza. Sobre todo en el trabajo con la condición de que respetes los plazos, llevar los cuadernos de cargos, revelar tu originalidad, propongas puntos de vista inesperados. Buenos subordinados, tu jefe tiene muchos. Una persona que le aporte una mirada nueva, es más escasa.


Con tus colegas.
Asistirlos de improviso. Lo que es impresionante contigo, es tu capacidad para pasar de una actividad a otra, de una tarea a otra. Sin duda no te das cuenta pero esta sutileza intelectual, esta movilidad física hacen que estés relajado en todas partes. También cuando un colega está en dificultades, ayúdale, descárgalo, asume el trabajo que momentáneamente no puede hacer. Hazle un favor y serás percibido como la persona más simpática que hay. Todo es beneficioso.

Mantener tus compromisos. Prohibido decepcionar. Lo has notado durante tus vacaciones, los niños cuentan contigo así como la familia y los amigos. Igualmente en la oficina piensa en grupo antes de pensar en ti. Respeta tu palabra. Haz lo que te has comprometido a hacer. Es simplemente un pequeño ejercicio intelectual, nada complicado para una persona tan lista como tú.



En familia

Con la pareja amorosa

No juegues fuera de banda. Las vacaciones son la oportunidad soñada para encontrarse en pareja, decirse cosas, depurar todo aquello que pudo haber contaminado la relación el resto del año. Habiendo hecho la limpieza, sería bueno manteniéndolo limpio. Ya basta de doble rasero. Llevar una doble vida no es bueno. Haz lo que te corresponde pero hazlo honestamente. Tanto para ti como para la otra persona.

Con los hijos.

Sigue siendo un niño. No te preocupes por tu edad, eres joven. Vive todo el resto del año jugando con tus hijos, acompañándolos en sus actividades, tomando el tiempo para reír a su lado. Lo importante es que te sientan conectado con ellos.










Cáncer:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Coloca tus cualidades por delante.¿Fuiste al sol para permanecer escondido bajo un parasol o para salir abrigado bajo un suéter grueso? No, entonces es la misma cosa en tu universo profesional. Levanta la cabeza. Cambia tu postura. Muestra que estás tan bronceado en el cuerpo como nutrido mentalmente. Eres una bomba en bikini, en ti está serlo en la oficina.

Tener una alternativa. Una ráfaga de viento, una tormenta repentina y la organización de un día de vacaciones debe ser modificada. ¿Paddle o juegos de mesa, francamente qué importa? Y por qué sería más complicado en el trabajo? Es cierto que la logística puede ser más pesada de ejecutar, pero sometiendo a tu jefe a planes B, le demostrarás que has pensado en todo y que nada te desarma.


Con tus colegas.
Toma de decisiones. ¡Has nadado todo el verano y estás bien mojado ahora! Demasiado fácil dejar cargar a otros la responsabilidad de un fracaso y demasiado tonto dejarles el beneficio de un éxito. Qué importa si te dicen que no. No importa si tu idea no es aceptada. La importancia está en que te sientas en el mismo barco que tus colegas. Cohesión, espíritu de clan, solidaridad, ¿ves la idea?

Broncear tu piel. Si la piel se broncea al sol es para protegerse. Toma este ejemplo y fortalece tu mente. Las críticas, las reflexiones no tienen nada de agradable pero las superas. Como después de un baño de sol, una buena crema, algunos cuidados y listo.


En familia

Con el compañero amoroso.

Decir las cosas. Si las cosas marchan bien, dilo. Si las cosas no marchan bien, también dilo. Francamente jugar a las adivinanzas hace tiempo que emborracha a tu compañero o a tu prometido, sobre todo si no has sido capaz de expresarte cuando tenías el tiempo. Entiendes que en la urgencia del regreso tu pareja no va a tener el tiempo para esperar a que te decidas. ¡Te escuchamos!

Con los hijos.

Dejarlos. De mañana a noche has tenido a tus hijos tiempo completo. Es maravilloso. Es realizador. Con el regreso, admite que ellos tienen su vida, sus amigos, sus actividades. Mantén el control en aquello que es importante, suelta el resto. Esto les dará vacaciones y a ti también.




Leo:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Ser súper limpio. El carisma, el aspecto, el don de gente, no se necesita ser sicólogo para darse cuenta que estás por encima de la batalla. De ahí a que tu jefe crea que también te sitúas por encima de él, no está lejos. Y lo teme. Porque no se trata de competencia entre los dos. Finalmente no es así ahora, ni de inmediato. La meta está en ablandarlo, tranquilizarlo, mostrarle que tus ventajas estás a su disposición. ¡Regalo!

Cultiva tu estilo. No eres reemplazable y tu jefe lo entiende de un vistazo. Tu manera de hablar, de desplazarte, de explicar tus proyectos capta la atención, Te miran naturalmente. Asegúrate también que te escuchen.


Con tus colegas.

Permanece sencillo. Imagina que hay compañeros con quieres puedes tomar unos tragos. No se trata tenerlos a tus pies, sólo pasar un buen momento. Con amistad. Bueno, es cierto que en el trabajo, entre intrigas, zancadillas y chismes poco saludables, es un poco diferente. Pero si evitas tus aires de superioridad, francamente serás rápidamente integrado y apreciado.

Motivarlos. Entre tu dinamismo y tu autoridad natural, eres un coach formidable. Conserva ésta feliz disposición con tus colegas si actúas con destreza y no usurpar los asuntos de tus superiores. Cede, arregla, toma esto como un entrenamiento para el día en que seas elevado al lugar del califa.


En familia

Con la pareja amorosa.

Ser auténtico. En vacaciones, lejos de la vida diaria, es fácil dejar sin aliento, contar historias para ser feliz, creer que todo es más soportable bajo el sol. Una vez en casa, la realidad se impone y no se trata de engañarnos o peor mentir a la otra persona. Aún si no tienes un buen rol, aún si no es fácil mostrarse bajo un ángulo poco halagador, la honestidad te hará grande.

Con los hijos.
Flexibilizar las reglas. Tus hijos han tenido paz durante las vacaciones, no los asfixies con reglas y dictados que no sirven sino para sentar tu autoridad. En tus hábitos de vida, debes dar privilegio a aquello que es bueno para ellos y no para ti.




Virgo:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Salir de tu rutina. Actuar rápidamente, hacer frente a lo más urgente, has tenido que hacerlo durante tus vacaciones y eso ya pasó. Pues entre tu sentido común y tu espíritu práctico, no te dejas desbordar jamás. Continúa por este camino con tu jefe. Céntrate en tus objetivos, sigue tu plan de trabajo poniendo en tela de juicio, encontrando otras ideas. Creatividad + organización: darás en el blanco.

Amplía tus horizontes. Debes ver más lejos de aquello que pide tu jefe. Sal del entorno, Propón nuevas ideas. Provoca la oportunidad. Eres un excelente elemento, confiable, serio, devoto y todo lo demás. Pero tienes también mucho por aportar. Y es así que tu jefe quiere obtener de ti si no lo pide, aún si esto sale de tus atribuciones.



Con tus colegas.

Ser atento. El trabajo es el trabajo pero eso no impide los buenos sentimientos. Eres obligado a lidiar con la gente que evoluciona en tu esfera profesional, mientras que transcurra bien. Obtener resultados es fundamental. Llevar un proyecto es esencial, pero la dimensión emocional de las relaciones humanas es igualmente importante. Trabaja también este punto y estarás más que perfecto.

Ser pedagogo. El ritmo del regreso de vacaciones es mucho más sostenido que aquel de las vacaciones. Pero bueno, no es una carrera. ¿Por qué no bajarle la velocidad a la cadencia? Habla menos rápido, piensa menos rápido. Toma el tiempo para explicar a los otros aquellos que has entendido en menos de lo que canta un gallo. Eres un excelente relevo entre la dirección y los colegas, te tienen confianza de parte y parte, explota esta situación.


En familia
Con la pareja amorosa.
Explorara tu sensualidad. La libertad de amarse no tiene tiempo, ¿y si la pones en práctica todo el año? Organizado como eres, no es nada del otro mundo. Tu deseo de aprender te abre a todas las fantasías y tu perfeccionismo es una gran cualidad. Bellas noches todos los días, ¡qué programa!

Con los hijos.

Cuida de ellos de lejos. Salud, colegio, alimentación… El número de obligaciones que te impones y que les impones es una locura. Tus hijos, son más autónomos de lo que crees, favorece su autonomía. En función de su edad, permite ciertas cosas. A parte de ti mismo, nadie te pide que seas perfecto.










Libra:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Ten confianza en ti mismo. Tu buen aspecto, tu silueta de sueño… Recuerda los elogios que te han hecho durante tus vacaciones. Recuérdalo bien. Y aliméntate de eso para existir frente a tu jefe. Cree en tus posibilidades. No dudes jamás de tus competencias. Tu jefe te ha elegido por lo que eres. Él te aprecia por lo que eres. ¿Qué esperas para mostrar toda la gama de tus posibilidades?

Cuida los detalles. Lo tuyo es el estilo. Tienes un no sé qué, que hace la diferencia. Pero que eso no se limite a tu aspecto físico o a tu forma de hablar. También presenta tus documentos de una manera atractiva. Ponles color, energía, felicidad. Tu jefe será particularmente receptivo.



Con tus colegas.

Permanece concentrado. Si aún es interesante conseguir información, escuchar opiniones diferentes o estar distraído en un trabajo nada divertido, es imperativo filtrar estas peticiones. Aunque tengas que aislarte si no eres capaz de resistir la tentación de charlar. En vacaciones, eres libre de hacer lo que quieres. En la oficina, se esperan resultados. Y allí no tienes derecho a decepcionar.

Termina tu trabajo. No cuentes sino contigo. Aún si tus colegas son adorables, aún si son serviciales, no depende de ellos corregir tus debilidades y arreglarte una cita cuando no aseguras nada. Estos no son compañeros, son gente como tú que necesitan trabajar como tú y que deben poder contar contigo de principio a fin.


En familia.

Con la pareja amorosa.

Guarda tus garras. Seguramente al ver a tu pareja bronceada, sexy, deseable, ha cambiado la percepción que tenías. No tienes la exclusividad del encanto, hay que arreglárselas sobre todo con tus contradicciones. Tener horror de ser poseído no te impide ser de una naturaleza posesiva. En otras palabras, no te autorices lo que le prohíbes.


Con tus hijos.

Experimenta actividades. Adoras a los niños que corren por todas partes, que hacen mil cosas, te llena. Ellos aprecian igualmente. Sin recargar el empleo de su tiempo, abre sus mentes con varias actividades extracurriculares. Recibe a sus compañeros. Este ambiente festivo y alegre les hará bien y a ti también.




Escorpio:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Trabaja regularmente. No se trata de que impresiones con una misión dada y luego lo tomes con calma una vez la fecha límite sea alcanzada. Todo o nada, no con tu jefe, no con la relación que tienes con él. Él necesita saber que es confiable, sólida resistente. Es una carrear de fondo que debes disputar con él.
Optar por la discreción. Nada de pánico, no se te pide que entres por un agujero de ratón, no es tu estilo, nunca lo será, y está bien así. Pero tampoco demasiada extravagancia. No trates de adularte. Eres un buen elemento, tu jefe lo sabe. La pretensión sinceramente no te aportará nada.


Con tus colegas.

Aceptar la contradicción. Recuerda que la concertación, la discusión, es la base de buenas relaciones con los otros. Aún si tu opinión es detenida, aún si piensas tener la razón, abre el diálogo. Esto te hará aparecer más liberal de lo que eres y después podrás aprender cosas que te serán útiles.

Conservar tus estados de ánimo. Hablar y hablar, si es para intercambiar puntos de vista, bien. Si es para contar tus tormentos, tus dudas, tus angustias, no. Estimulado por la energía acumulado durante tus vacaciones, tienes todo por ganar distanciándote de todo aquello que te embarga habitualmente. Todo no es ni blanco ni negro. Entre más aceptes los matices, más a gusto estarás con los demás.


En familia

Con tu pareja amorosa

Lidiar con sus deseos. Sólo piensas en tu placer. Pero no estás sólo en esta búsqueda. El amor se hace con dos. El placer se comparte en pareja. Incluidos los momentos cuando tenemos menos tiempo para consagrarle. Como estás lleno de intensidad, privilegia la calidad. Y para que esté presente dialoga con la mente, el corazón y el cuerpo.
Con los hijos.
Desactiva el control paterno. Eres ultra protector. Pero al velar por la seguridad permanente de tus hijos, ejerces un control, una dominancia con frecuencia inconsciente pero que no es menos pesada. Responsabilízales, entrégales las llaves.




Sagitario:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Ser atento. Da un paso atrás por algunos instantes y toma el tiempo para observar a tu jefe, estudiar su manera de trabajar, entender su gestión. Presta atención como si observaras a un hombre o una mujer en una tierra lejana en uno de tus numerosos viajes. Deshazte de aquello que crees saber y adáptate a su cultura de empresa. La conexión va a hacerse de la mejor manera posible.

Muestra una calma olímpica. Aún bajo estado de pánico, jamás des la impresión de estar desestabilizado. El jefe siendo el capitán del barco, necesita saber que su segundo al mando es capaz de tomar el relevo cuando la situación lo exija.


Con tus colegas.

Arregla los conflictos. Aún entre compañeros, aún con gente relajada por el ocio de las vacaciones, hace como si nada ocurriera jamás es un buen plan. Entonces, piensas cuan arriesgado es en el trabajo con las personas en cuya compañía se ejerce una relación de fuerza o de poder. No sueñes, las cosas no se arreglarán jamás solas. Es preciso saber ensuciarse las manos para encender la máquina.

No hacer amigos a todo precio. Hacer un buen ambiente es evidentemente una buena idea. Pero debes tener en cuenta las circunstancias. Estás allí para trabajar con tus colegas, no para hacer amigos. Esto significa que no te sometas a asegurar la animación del grupo. Piensa en ello, esto se transformará en vacaciones…


En familia

Con la pareja amorosa.

Darle prioridad. Siempre buscas por todas partes, buscas a menudo bien lejos lo que tienes al alcance de la mano o más al alcance del corazón. La carrera, las relaciones sociales son bellas chucherías que amas agitar, pero el amor, el verdadero amor, generoso, desinteresado, lo encuentras al lado de tu pareja y a ella es a quien perjudicas. ¿Qué injusticia no?

Con los hijos.

Alentarlos. Eres formidable, verdaderamente formidable pues del borde de la piscina a la lección de piano, eres fiel a tu puesto, dispuesto a llevar a tus pequeños a tus espaldas, creer en su capacidad, conducirlos hacia el éxito. El único inconveniente, asegúrate que los niños hagan lo que les gusta y no lo que halaga a tu ego.










Capricornio:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Revela tu sentido de la responsabilidad. Aquello que es formidable de ti es que no es preciso decirte qué hacer para que las cosas se lleven a cabo. En el marco de las vacaciones como en el trabajo, no hay necesidad de estar sobre ti. Imagina el confort para tu jefe. No solamente asumes las tareas que te asigna sino que eres capaz de hacerlo mejor, hacerlo brillantemente, con más inteligencia, mejor de lo previsto. ¡La felicidad!

Ser leal. Lo dicho, dicho está, no regresarás atrás. Eres un pilar incluso una referencia. Tus amigos, tu familia lo saben bien. Asegúrate que tu jefe a su vez sea persuadido. Trabaja mano a mano con él. Asegúrale con tu presencia inquebrantable. Si sólo queda uno, tú será ese. Es extraño y es lo que te hace valioso.


Con tus colegas.

Revelar tu humor. De lado del trabajo, responsabilidades, seriedad, no tienes nada que probar. La relación con los otros es la que hay que trabajar. Y posees ventajas sagradas. Te creemos distante, no eres el último en contar chistes, divertir a todo el mundo y revelarte súper simpático. Ganas siendo conocido. Verdaderamente. Adelante, quítate la máscara e incluso la camisa…
Aceptarlos como son. Y bien, en todo equipo coexisten los elementos motivados y los brazos rotos. ¿Y es tu trabajo reprenderlos? No. Tu prioridad es vivir lo mejor posible el tiempo que tienes que pasar con tus colegas. Ocho horas por día no es nada y requiere de diplomacia. Debes dar consejos a quien te lo pida y dar paz a quien no pida nada.



En familia

Con la pareja amorosa

Concédele una cita. En lugar de cenar en la casa, invítale a un restaurante. En lugar de dormir en el lecho conyugal, llévale a un hotel. En lugar de seguir el camino regular, pon fantasía a la relación. Entre compromiso y lealtad, tienes el don para asegurar a la pareja y es vital. Pero es bueno también introducir ligereza, risas locas, imprevistos. Será más amado.

Con los hijos.

Ser más permisivo. Reglas, principios, celebras que tus hijos marchen derecho. Pero al interior de este marco, puedes organizar tu autoridad sin perder tu ascendente. Si los niños te sienten a su puerta, te aproximarás a ellos de una manera más sensible y mucho más real.




Acuario:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Resume tus observaciones. Nada de bla bla bla, los hechos son los hechos, las cifras son las cifras, los resultados únicamente resultados. Pues es muy bonito tener cien ideas por segundo, si no son seguidas de efecto, esto carece de importancia. Recuerda que cuando proponías una actividad a tus amigos o a la familia durante tus vacaciones, no tenías el día para hacer una exposición, y aquí es parecido. Debes ser conciso. Habla sin notas, un buen medio para captar la atención de tu jefe.

Trabaja rápido. Hemos dicho rápido y no precipitadamente. Serás así inteligente para atrapar el matiz y entender que tu reactividad es tu mayor ventaja. Sintetiza todos los datos y muestra que los has integrado. Tu jefe estará impactado.


Con tus colegas.

Permitir que se diga. Criticas, comentarios, reflexiones… Evidentemente las que vas a tener y las que posees. Esto prueba que no dejas a nadie indiferente y es muy halagador. Has partido lejos durante las vacaciones, aprovecha esta distancia para determinar por lo que vale la pena pelear y sobre qué es mejor perdonar.

Distingue lo urgente de lo superfluo. No trates de hacer todo a la vez, es pérdida de principio y vas a terminar cansado en vano. Jerarquiza tus prioridades. Delega si es preciso. Haz tu parte de trabajo sin interferir con el de los otros. Es un pequeño paso para ti pero un gran salto para la colectividad.


En familia.

Con tu pareja amorosa.

Recalentar la relación. El verano con los cuerpos que se destapan, el tiempo que se estira, los deseos que aclaran diferentemente la relación y aquello que puedes compartir con tu pareja. Aún si no eres muy afectuoso, recuerda las bellas cosas compartidas juntos durante tus vacaciones. Cultiva esta intimidad. Esto te alimentará más de lo que piensas.

Con tus hijos.

Cultiva tu juventud. Admítelo, te diviertes tanto como tus hijos haciendo pasteles de arena o carreras en sacos. ¿Por qué no continuarlo al regreso de vacaciones? Ya que hay una vida después del colegio y después del trabajo, continúa disfrutando, expresando tu lado infantil. Es algo muy bueno.




Piscis:
En el trabajo.

Con tu jefe.

Cuenta con tu flexibilidad. Posees la enorme ventaja de no dejarte encerrar en un espacio. Sea lo que sea que se te proponga, sea lo que se te pida hacer, encuentras rápido tus marcas y estás pronto a gusto. Imagina el interés para tu jefe. Reactivo, sutil, polivalente, eres la navaja de la caja. Nunca tomado por sorpresa. Siempre útil.

Deja tu ego de lado. El interés de la empresa ante todo. No economizas ni tu tiempo ni tu energía para que el trabajo sea realizado en los plazos y de la manera en que se te ha pedido. Si es preciso revisar un documento, no hay problema. Si es preciso quedarse hasta tarde en la noche, es normal. Estás allí para aprender, para hacer bien lo que se te pide. ¿Modestia? ¡Ninguna! Estas experiencias serán formadoras para el futuro. Sabes permanecer en tu lugar cuando es preciso y sabrás aprovechar cuando la oportunidad se presente.


Con tus colegas.

Tener buen corazón. La empresa y su universo despiadado, no es tu estilo, no es lo tuyo. Aún si hay rivalidades, aún si a veces es preciso pasar sobre los otros para llegar a la meta, presta atención a aquellos que te rodean. No se trata de sentimentalismo; sólo de respeto y de empatía. Trabajar con un ser fundamentalmente humano, no es tan frecuente y tus colegas lo saben bien.

Hacer la separación. Es imposible hacerlo todo, mala idea decir sí a todo, de ti depende estar lúcido en tus capacidades. Y en las de tu competencia. Esto te evitará perderte en terrenos minados en compañía de gente que no conviene.


En familia

Con tu compañero amoroso

Convertirse en el motor de la pareja. No esperes todo de tu pareja. En principio porque puede estar hasta la coronilla de manejar el día a día permanentemente, después porque es una mala idea ser remolcado. El amor no es ser devoto al otro. Es un intercambio que implica que debes estar en igualdad. No eres un miembro amable, eres también el motor de la relación 50-50.

Con tus hijos.

Soltarse. ¿Y si la libertad que les has concedido durante las vacaciones se prolongaran el resto del año? No evoques los empleos del tiempo respectivos, sabes bien que de eso no se trata. Muy protector, devoto, con frecuencia tratas de protegerlos de todo y sobre todo de ellos mismos. Es una causa perdida y rara vez es una buena idea pues tus hijos necesitan tener sus experiencias para crecer y convertirse en adultos responsables.





0 comentario - Permanecer en forma después de las vacaciones
Agregar un comentario

Agregar un comentario

Seudónimo* :
Correo electrónico* :
(no será publicado)
Signo astrológico:
Tu mensaje:
(gracias por tu
gentileza)
Responder para publicar:


Escribe tu comentario

* Información obligatoria. Tu dirección de correo electrónico no será publicada, ni utilizada, esta servirá únicamente en caso de abuso.
Eliminar la información dada previamente: haga clic aquí



- ¡Todo existe, EL AMOR también!
- El Tarot en videncia
- Tu signo en astrología
- ¡El perfil astral de tu bebé!
- ¡Los 5 elementos chinos!
- ¡Sol en Signos Astrológicos!

- Nuestros consejos Astrales
- Los Decanatos
- Conocer los 12 Ascendentes.
- ¡TODO sobre la numerología!
- ¡Entiende la Astrología!
- Sicología Astral Amor

- Las Casas
- ¡La Mágica Bola 8 te responde!
- El Ascendente en astrología
- ¡Los 5 elementos chinos!
- Los Planetas del Zodiaco
- La Astrología Celta



La carta n° XIII: el Arcano sin nombre

La carta n° XIII: el Arcano sin nombre El Arcano sin nombre es a menudo sinonimo de muerte pero no [...]


¿Cuál es tu camino de vida?

¿Cuál es tu camino de vida? Descubre si eres tímido, aventurero, ordenado... ¡12 [...]


¿Qué tipo de Astrólogo eres?

¿Qué tipo de Astrólogo eres? ¡Este quizz es para ti ! Un quizz de 10 preguntas para saber [...]


Horóscopo del año #display_date_year#
Horóscopo del año #display_date_year#
El Signo Tauro
El Signo Tauro

¿Cuál es el impacto del Sol en tu signo astrológico?
¿Cuál es el impacto del Sol en tu signo astrológico?
Aprende a concentrarte
Aprende a concentrarte



Suscripción gratuita al boletín
Tu correo electrónico:
Tu signo:


Aplicación gratuita para iPhone y iPad Aplicación gratuita para Android Aplicación gratuita para Windows Phone

© Copyright 2006-2018 - Mi Horóscopo del Día
Todos los derechos reservados
Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web